Jorge Saigós: “Guito fue el más grande”

Jorge Saigós: “Guito fue el más grande”
Jorge Saigós

07/12/2013  Jorge Saigós, hermano de Santiago Luján Saigós, lo reivindica como el gran ídolo del “Pago de Areco”.

¿Nombre y apellido completos?
Luciano Jorge Saigós.

¿Fecha de nacimiento?
23 de abril de 1927.

¿Nombres de sus padres?
Luciano Gregorio Saigós y Amalia Mauricia Carneiro.

¿Hermanos?
Uno, Santiago “Guito” Luján Saigós.

¿Cuántos hijos tiene?
Liliana Adelma y Jorge Alberto.

¿Dónde cursó la escuela primaria?
La cursé en la Escuela Nº 4. Recuerdo algunas maestras de aquella época: Catalina Serrat, Rojas de De Lellis y tampoco me olvido de Teresita Maggio.

¿Dónde vivían en esa época?
Vivíamos en esa época en la esquina de Moreno y Alvear.

¿Su padre a qué se dedicaba?
Cuando mi padre vino de España apareció en Duggan y era tambero. Después tuvo una chacra en Santa Coloma y yo nací allí. Después de un tiempo remató la chacra y se vino para San Antonio de Areco a trabajar en el almacén de Leza, donde ahora está “Cacho” Méndez con su casa de repuestos. En esa época, mi padre era muy corajudo y se puso de camionero de Leza y viajaba a Capital Federal. Con el tiempo, con un tío mío que también había rematado su chacra en Santa Coloma, se asociaron y comenzaron a trabajar con el transporte de camiones, eso debe haber sido en el año 1933. En ese momento comenzamos con los fierros. Cuando terminé la primaria, a los 13 años ya estaba con los camiones. A los 15 años ya tenía un camión a cargo. Cuando salía a trabajar por las rutas, y porque no tenía registro para conducir, llevaba de acompañante a Fortuna Casas que también era camionero.

¿Qué ocurrió cuando le tocó cumplir con el servicio militar?
Bueno, me tocó hacerlo en Concepción del Uruguay y aunque a algunos no les gustaba, yo aprendí mucho. Ya estaba cansado de trabajar pero allí aprendí a trabajar. Y sobre todo aprendí a respetar a las personas. Cuando salí del servicio militar ya era chofer de categoría en aquel tiempo. Tuve que hacerme cargo de todo lo que concernía a mi parte. A los 28 años me casé con Adelma Mirta Méndez y en aquella época estábamos en la ruta hasta 30 días sin regresar a la casa, se trabajaba mucho y se ganaba buen dinero. Nosotros siempre hacíamos viajes largos, por ejemplo transportábamos leña desde Buenos Aires para el lado de Rosario.

¿Fueron creciendo de a poco con la empresa de camiones o fue de repente?
Nosotros comenzamos con mi padre y con mi tío, pero después continuamos con mi hermano con una sociedad. Al principio andábamos los dos con un solo camión pero trabajando pudimos tener un camión cada uno, pero siempre en sociedad. La verdad que la sociedad con mi hermano nunca tuvimos un si ni un no, éramos muy buenos socios.

¿De ustedes dos hermanos quién era el mecánico?
Desde chicos fuimos aprendiendo todo: lo que era un distribuidor, un carburador, pero donde yo me preparé muy bien fue en el servicio militar. Cuando regresé del servicio militar llegué a mi casa y desarmé el motor de un Studebaker. A pesar de conocer de mecánica, siempre continué con el trabajo de camionero. Empezamos a transportar vino a Mendoza y en esa época con un camión Mercedes Benz 3500 hacía dos viajes por semana a Mendoza. En esa época viajaba solo y llevaba de acompañante a “Pinocho“, un perrito ratonero, que cuando yo paraba a dormir él vigilaba y cuando viajábamos, el perro dormía.

¿Cómo nacen las ganas de comenzar en el automovilismo?
Primero empezamos con un Ford-T, lo preparamos y mucha gente nos ayudó. Ese auto lo piloteaba “Guito” y yo ayudaba. Llegó el momento y vendimos el Ford-T y el próximo paso era el Turismo de Carretera.

¿Por qué conducía “Guito“?
Ya lo habíamos dispuesto así. Los dos nos teníamos mucha confianza y éramos socios hasta para jugar a la bolita.

¿Cómo llegan al primer auto de Turismo de Carretera?
Después de la venta del Ford-t, se nos dio, nosotros éramos hinchas del Chevrolet y nosotros queríamos comprar un Chevrolet y resulta que nos enteramos que Piersanti vendía su coche. Fuimos a verlo y había que “señarlo” para comprarlo y resulta que cuando llegamos era un Ford, y a nosotros nos gustaba el Chevrolet. El negocio se hizo y allí comenzamos. Vicente Tirabazzo era amigo de Piersanti vino a darnos una mano, ya que a los motores Ford no los conocíamos.

¿Cómo recuerda la primera carrera?
Debutamos en el Gran Premio de 1959 y esa noche hasta Pergamino pasamos más de 60 autos. Los dos mirábamos bien para adelante y para el costado, y tener mucho cuidado también. Esa carrera marcó nuestro paso en el automovilismo y el nombre de Santiago Luján Saigós y el “Pago de Areco” ya fue como una marca registrada. Después en Necochea junto a los hermanos Emiliozzi pasamos la barrera de los 200 kilómetros por hora de promedio.

¿El automovilismo le ha dejado amistades?
Si, muchos amigos. Hace poco me invitaron de Olavarría porque había un homenaje a los Emiliozzi y fuimos con Rubén Fulco, de Carmen de Areco. Con Fulco somos más que amigos. Voy a todos los lugares que me invitan.

¿Cómo recuerda la última carrera de “Guito“?
Mateo Karelovich tenía dos camiones y trabajaba en nuestra empresa. Siempre andaba junto con nosotros. Para esa carrera de Ensenada yo no fui porque “Guito” no me quería llevar más porque se preguntaba qué pasaría si nos dábamos un golpe juntos. En ese momento me había ido a vivir con mi familia a San Nicolás porque la mayoría de los viajes era desde SOMISA. El auto de carrera lo habíamos vendido, ahora está en Cañada de Gómez y comenzamos a armar el nuevo auto que está en Balcarce en el Museo de Fangio. Yo me había dedicado de lleno al transporte y “Guito” era el que corría las carreras. Esa noche de sábado estuve en Ensenada, carrera que ya habíamos ganado. El auto nuevo ya lo teníamos casi listo y Oscar Gálvez lo llamó a “Guito” para correr en ese lugar con un Ford Falcon y él me dijo que si les decía que no le iban a cerrar las puertas para siempre los de Ford. Casi como obligado decidió correr esa carrera, porque no sabía decir que no. Cuando me dijo que lo iba a acompañar Mateo Karelovich, Mateo me llamó a San Nicolás para pedirme mi casco y yo le hice un chiste y le dije que se lo prestaba pero con una condición: no me lo vayas a ensuciar. Lamentablemente en el accidente fallecieron los dos.

¿Cómo continuó la empresa después del fallecimiento de “Guito“?
Me tocó la parte más difícil, solo yo manejaba la empresa y nuestros hijos eran muy chicos. Ya no trabajábamos como queríamos nosotros y las cosas no anduvieron muy bien hasta que nos quedó solo un camión.

¿Se sentía a diario el cariño de la gente que tenía con ustedes?
Si. Pienso que “Guito” en San Antonio de Areco fue el más grande, el ídolo, no nos engañemos. Siempre, en cualquier actividad, por bueno que sea uno siempre tiene rivales. Lamenté mucho no haber podido estar en el homenaje que se le hizo a “Guito” en el Concejo Deliberante. Todavía le ruego a Dios que me ayude para seguir tirando unos años más, Dios dirá. Ahora estoy en pareja con una buena compañera, Marisabel Sarli.

Más noticias

Actividades para este fin de semana

05/12/2013 Desde el jueves 5 al domingo 8 de diciembre de 2013.

Durañona saluda a todos los voluntarios en su día

05/12/2013 En reconocimiento a la actividad solidaria y altruista.

Fallecimientos

05/12/2013 Desde el 28-11 al 4-12.

Murió Mandela, el sabio que cambió la forma de ver las cosas

05/12/2013 Una historia reservada para las páginas de gloria.

Clausuras en nuestra ciudad

04/12/2013 Se realizaron desde la Secretaría de Seguridad con apoyo de la Policía comunal.

Reabren inscripción para el concurso de Pintura, Arte y Cultura del Noroeste de Buenos Aires

04/12/2013 Hasta el viernes 6 de diciembre hasta las 17:00 hs en la oficina de Cultura y Turismo.

Avanza la construcción de cordón cuneta en el barrio “La Manuela”

04/12/2013 El barrio La Manuela toma cada vez más vida.

Comenzó la licitación para la obra de la Ruta Nº 41 en el tramo Giles- Mercedes

03/12/2013 La obra se adjudicará en los próximos meses para comenzar el año que viene.

Clausuraron Bar "San Patricio"

03/12/2013 Se realizó en la madrugada del día domingo 1 de diciembre.

Avisos

Karina Massanti

Karina Massanti

Masajes

02326-15-405 347

Nilo

Nilo

Confitería - Heladería

"Casa Cisneros"

"Casa Cisneros"

Lavalle 270

02326-45-2660

"El Tokio"

"El Tokio"

www.eltokio.com.ar

Areco Express

Areco Express

CEOSP

CEOSP

"Versión libre"

"Versión libre"

San Antonio de Areco Turismo

San Antonio de Areco Turismo

http://sanantoniodearecoturismo.blogspot.com

Leonardo Perea

Leonardo Perea